Salmos 56

1 Salmo de David Ten misericordia de mí, oh Dios, porque el hombre me devoraría. A toda hora me atacan y oprimen.

2 Mis enemigos me persiguen todo el día. Muchos me atacan con soberbia.

3 En el día en que temo, yo en ti confío.

4 En Dios, cuya Palabra alabo, en Dios confío. No temeré. ¿Qué me puede hacer el mortal?

5 Todo el día tuercen mis palabras. Todos sus pensamientos son contra mí para mal.

6 Se reúnen, se esconden, miran atentamente mis pasos, esperando quitar mi vida.

7 ¿Escaparán de su iniquidad? Oh Dios, derriba en tu furor a los pueblos.

8 Tú anotas mis huidas, juntas mis lágrimas en tu redoma. ¿No están escritas en tu libro?

9 Entonces retrocederán mis enemigos, el día que yo clame. Bien sé que Dios está por mí.

10 En Dios alabaré su Palabra, en el Eterno alabaré su Palabra.

11 En Dios he confiado. No temeré. ¿Qué me puede hacer el hombre?

12 Te debo, oh Dios, los votos que hice, los cumpliré con acción de gracias.

13 Porque has librado mi vida de la muerte, y mis pies de tropezar, para que ande delante de Dios en la luz de la vida.


Salmos 56 - Nueva Reina Valera - NRV


Utilizamos cookies e tecnologia para aprimorar sua experiência de navegação de acordo com o nossa Política de Privacidade. Ao utilizar nossos serviços, você concorda com tal monitoramento.